Amar en tiempos sobre ‘apps’. La periodista y no ha transpirado escritora argentina Tamara Tenenbaum (excelentes Aires, 1989) explora en El fin del amor.

Amar en tiempos sobre ‘apps’. La periodista y no ha transpirado escritora argentina Tamara Tenenbaum (excelentes Aires, 1989) explora en El fin del amor.

Tamara Tenenbaum desplazandolo hacia el pelo Eva Illouz analizan en sendos ensayos la complejidad que implica una vivencia emocional y no ha transpirado el permitirse del capitalismo que explota el organismo desplazandolo hacia el pelo la sexualidad de las mujeres

Amar asi­ como follar en el siglo XXI (Seix Barral, 2021) tanto su destreza personal en lo que respecta a las costumbres sexoafectivas propias del tercer milenio igual que la complejidad que implica hoy todo experiencia emocional en la humanidad laica desplazandolo hacia el pelo urbana. Afortunadamente, y no ha transpirado aunque el termino “follar” figure en la cubierta, el idioma del ensayo nunca ha sido “iberizado”, lo que nos posibilita transitar con deleite por la abundancia de coloquialismos rioplatenses que la autora emplea con nacionalidad. En este hibrido dentro de entrenamiento asi­ como cronica tambien encontraremos cuantiosas referencias an organismos, colectivos asi­ como medios sobre difusion argentinos, lo que resulta un soplo sobre aire fresco en una industria editorial A veces demasiado atento sobre la desarrollo angloamericana.

Tenenbaum nacio asi­ como crecio en excelentes Aires, concretamente en una clan judia ortodoxa del barrio del Once, la de estas zonas a donde se asento la colectividad sobre inmigrantes judios ya desde finales del siglo XIX. El barrio seri­a en la actualidad un microcosmos de comerciantes donde conviven grupos de distinta procedencia geografica, igual que ya nos mostro en su aniversario el largometraje El abrazo partido, de Daniel Burman (2003). La infancia sobre la autora transcurrio en un campo religioso y conservador en el que la maternidad era incontestable para las chicas desplazandolo hacia el pelo nunca se hablaba nunca de cuestiones sentimentales: “Yo no memoria existir escuchado la palabra ‘pareja’ antes sobre empezar el secundario, ni nada acerca de ‘problemas de pareja”, escribe Tenenbaum, “a ninguna persona en el Once le importa ese subtipo particular de dificultades En caso de que escalan a niveles que perturben al resto sobre la parentela o la union entre familias”.

Las anecdotas sobre infancia desplazandolo hacia el pelo adolescencia nos podri?n memorizar en exacto forma a las sobre Deborah Feldman, autora de Unorthodox, la memoir en la cual se baso la conjunto sobre Netflix sobre igual titulo, o a las de las protagonistas de la conjunto israeli Shtisel, de la misma medio, que narra la cotidianidad de una comunidad judia ortodoxa sobre Jerusalen. Si bien en el texto de Tenenbaum nunca vamos a hallar mujeres que se rapen el cabello para luego cubrirse la comienzo con una peluca por motivos religiosas, si es evidente que A veces el texto crea unas expectativas en los lectores basadas en el particular contexto editorial y no ha transpirado audiovisual en que ha llegado Incluso nosotros. Sin embargo, detras de unas pocas paginas, nos daremos cuenta sobre que uno de los objetivos de Tenenbaum en este libro es “trascender la individualidad”, igual igual que ella misma indica en la entrada. Esto se traduce, dentro de otros gestos, en el aprovechamiento habitual de una primera cristiano de plural que se dirige implicitamente a mujeres sobre su engendramiento. En ocasiones, ese plural con gusto sociologica le resta algo sobre fuerza al discurso, sobre ahi que las partes en las que se explaya en primera sujeto acerca de sus vivencias resulten para terminar las mas expresivas desplazandolo hacia el pelo logradas. Un buen modelo es el capitulo 5 (‘La chica del otro lado del telefono’), centrado en el universo de las aplicaciones de conseguir pareja. A Tenenbaum, en su faceta sobre cronista, la envian an interviuvar al CEO de Happn, la aplicacion que compite directamente con Tinder. Con la pretexto de la entrevista, la autora relata las primeras incursiones en Internet durante su adolescencia, bien fuese mamba en las conjuntos sobre Yahoo! sobre fans sobre diversos conjuntos musicales o en las de amaterurs a Nietzsche igual que ella, escuelero de ideologia en la atribucion en aquel segundo.

Debido a su mirada lucida asi­ como amena, la narracion y no ha transpirado examen de su practica desplazandolo hacia el pelo la de las conocidos en las pi?ginas funciona excesivamente bien en este capitulo, al igual que en otros en las que emplea lo autoficcional de indagar en diversos enfoques socioculturales de la certeza (como podri­a ser, al narrar su faceta como encargada del consultorio sentimental sobre un diario), de forma que, aun con el uso de material autobiografico, logra su fin sobre alcanzar la individualidad. Con este fin Asimismo comenta fragmentos de obras de la sociologa Eva Illouz asi­ como sobre otros criticos desplazandolo hacia el pelo escritores como Virginie Despentes, Naomi Wolf o Derrida.

Dada la notoria conexion de la autora con el pensamiento de Eva Illouz, el texto de Tenenbaum se puede leer como la introduccion o acercamiento a las ideas sobre la sociologa francoisraeli, en concreto a su ultimo preparacion publicado en castellano, El fin del apego. La sociologia de las relaciones negativas (Katz, 2020), tocayo sobre titulo del escrito sobre la autora argentina. En el, Illouz se pregunta por que la cultura occidental no ha representado apenas el desamor y no ha transpirado, en cambio, le ha dedicado infinidad sobre paginas desplazandolo hacia el pelo articulos culturales a la advenimiento —a menudo imprevista— sobre Cupido a las vidas. Esta busqueda la lleva an examinar en la conexion cada vez mas estrecha dentro de la disposicion actual de descomponer los lazos afectivos y no ha transpirado dos fenomenos: el empleo grande de estas redes sociales asi­ como la prestigio creciente de la industria de la ayuda psicologica. Los dos parecen estar al trabajo sobre lo que ella llama la “ideologia de la seleccion individual”, el principal entorno cultural para estructurar la libertad personal en la actualidad.

Un termino clave que Illouz emplea en su entrenamiento es el de “capitalismo escopico”, definido por la novia igual que el principal responsable de la explotacion de las cuerpos asi­ como la sexualidad de estas mujeres de la mirada sobre los varones. La autora examina ademas en su escrito las cambios que se han producido en el entorno sobre aquel capitalismo que en el siglo XX proporciono un espacio de liberacii?n en el que propiciar encuentros desplazandolo hacia el pelo que actualmente, debido a la intensa sexualizacion y explotacion de los cuerpos femeninos con fines economicos, ha cambiado profundamente la ecologia de las interacciones romanticas.

La incertidumbre y la confusion en comunicacion con la vida emocional en las sociedades contemporaneas son 2 de los sustantivos que resuenan en los dos textos, si bien ninguna de estas dos autoras pretende exigir un universo donde nunca exista la escala de grises en lo relacionado con el amor y no ha transpirado el anhelo, donde las reglas sean tan claras igual que las que marcaria la colectividad ortodoxa del Once u otras congregaciones religiosas.

Lo que si hacen seri­a alertar, igual que refleja Illouz en la conclusion sobre su ejemplar, de que la libertad ha permitido que “el lograr tentacular del capitalismo escopico domine el ambito sobre accion e imaginacion”. Ninguna de las 2 tiene la replica para que esto deje de ocurrir, aunque ambas plantean dudas pertinentes asi­ como sugieren ambitos hipoteticos desde las que repensar la vida emocional.

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.